MATEMATICAS DEL DIABLO

«Es Mitre, que dirá que ya no le importa destruir al presidente porque hay otros enjuagues  para hacer. Me mandarán a sellar papeles a un oscuro sótano de la oficina naval y allí terminarán mis huesos y el recuerdo de la Rosales se borrará como una mala noche de borrachera.»

Marcelo Marán

MATEMÁTICAS DEL DIABLO

Farsa naval levemente aristocrática

 

De MARCELO MARÁN

 

 

 

Personajes:

Señora Funes. Madre del Capitán Funes. Mujer bastante grosera, autoritaria, le gustan los cuentos verdes sobre naufragios.

Capitán Funes. Un imbécil que no hace nada si su madre no lo autoriza. Anda con un barco con rueditas como si fuera una perra muy peligrosa.

Tío Funes . Hermano del marido de la Señora de Funes, otro idiota, obsesivo estudioso de las matemáticas, se la pasa todo el día inventando problemas matemáticos sin pies ni cabeza. Es el verdadero padre de Funes.

 

En lo que parece ser la habitación destruida de una vieja casona patricia. Enorme cuadro de un naufragio, con marco de importantes molduras doradas aunque visiblemente deteriorado, en él se ve el casco de un trasatlántico que se va a pique y en primer plano una barca con un náufrago -Tío Funes- envuelto en la bandera argentina señalando el siniestro. En el centro una gran tabla de planchar puesta en forma vertical y tapada con una gran bandera argentina con manchas de sangre que como un río recorre el espacio. Del techo cuelga una pequeña plancha.  Tío Funes sentado en un banquito de campaña revisa viejos problemas de matemáticas, su eterna pasión.  Madre Funes cose lentejuelas celestes y blancas en la larguísima bandera, un trabajo que indudablemente nunca tendrá fin, mientras cuenta un chiste verde sobre náufragos.

Ese día llega el Capitán Funes desesperado con su perra cuestas, en realidad la perra es un barco con rueditas que él llama Rosales y que todos toman por perro.

Está empapado, viene del naufragio.

CUADRO 1

MADRE COLOCANDO LENTEJUELAS EN LA BANDERA DE ARGENTINA, TIO CON SU ANOTADOR RESUELVE PROBLEMAS MATEMÁTICOS.

TÍO:

Si un automóvil gris metalizado recorre 30 km en un cuarto de hora, y otro automóvil gris perla recorre 40 km en un tercio de hora ¿Cómo se llama la rubia que va de acompañante en el automóvil gris topo?

MADRE:

Resulta que naufraga un barco y solo se salvan tres personas: Un matrimonio joven y un tipo que es un calentón desesperado. Consiguen llegar a una pequeña isla en la que no hay nada mas que un cocotero. El calentón, que esta que se muere por cepillarse a la chica (que es un budinazo), propone un plan:
– Vamos a turnarnos para subir al cocotero y a ver si vemos un barco. Subo yo primero.

TÍO:

Si 2 litros de gasolina cuestan $18.20, ¿En qué año nació el dueño de la gasolinera?

MADRE:

Se sube y se pone a mirar a un lado y a otro. De repente mira p’abajo y grita:
– Eeeh! Dejad de culear… muchachos!!
Los casados, que no estaban haciendo nada, se miran extrañados y se dicen «este tipo esta chiflado». Al rato, el tipo grita otra vez:
– Pero viejo, larguen de culear, que esto no es ni el momento ni el lugar!!
– Este esta completamente colifa.

TIO:

Una taza de agua eleva su temperatura en .5 °C al estar 45 minutos al sol, ¿Cuántos grados son tres botas?

MADRE:

Así transcurre una hora, y el colega se baja del cocotero y se sube el marido. El calentón, que es un fenómeno, se empieza a culear a la esposa. El marido, que esta en lo alto del árbol, mira p’abajo y se dice:
– Carajo, tiene razón desde acá arriba parece que estuvieran culeando.

(LANZA UN TERRIBLE RISOTADA)

TIO:

Si un boludo esta empapado en un 50% de su ropa, en qué porcentaje se empapan 25 boludos?

(ENTRA FUNES ABSOLUTAMENTE EMPAPADO ARRASTRANDO SU PERRO-BARCO)

TODOS: (AL MISMO TIEMPO GRITAN)

¡¡¡¡Funes!!!!

(EL TÍO TOCA UN SILBATO QUE TIENE COLGANDO DEL CUELLO)

TÍO:

¡Viva la Patria!

(HACE LA VENIA)

FUNES:

¡Viva Funes!

(HACE LA VENIA)

MADRE:

(QUE AHORA A TOMADO LA PLANCHA)

¡ Viva la marinería, carajo!

(AL HACER LA VENIA SE QUEMA LA CARA Y DA UN GRITO

TODOS DAN UNA VUELTA AL SON DE UNA MARCHA NAVAL)

 

CUADRO 2

COLOCAN LA TABLA DE PLANCHAR EN SU REAL POSICIÓN Y SOBRE ELLA LA BANDERA QUE MADRE COMIENZA A PLANCHAR.

FUNES: (TRATANDO DE OCULTAR A SU PERRO-BARCO)

¡Madre! ¡Naufragué!

MADRE: (SUSURRANDO PARA QUE NO LO ESCUCHE EL TÍO)

No te dije que no quiero que traigas perros a casa. Sabés que tu tío Funes es alérgico.

TIO: (OLFATEA)

Hay olor a perro mojado.

MADRE:

Es un barco tío Funes.

(TIO OLFATEA AL AIRE)

FUNES:

Una torpedera… (HACE PEDORRINA) …para más datos.

(MADRE ACOMPAÑA CON OTRA PEDORRINA)

TIO: (0LFATEANDO)

Dado un barco cualquiera la intersección de las velas de sus balsas salvavidas las trisectrices de ángulos adyacentes forman un triángulo equilátero.

Aquí hay perro encerrado

MADRE:

Es Funes, tío Funes, que naufragó.

FUNES:

Bueno, naufragar… lo que se dice naufragar.

MADRE:

¡Confiesa idiota! ¡Otro barco hundido! Si te viera el Almirante Funes, tu padre.

TIO:

¡Mi hermano!

MADRE:

¡ Mi marido!

FUNES:

¡Mi hijo!

MADRE Y TÍO:

¿Qué?

FUNES:

Mi hijo, mi nave, mi nao… yace en el fondo del oscuro océano.

TIO:

O sea no… fue en el río.

MADRE:

O sea no… fue en el mar.

FUNES:

O sea no… es una forma de decir… o sea…

TIO:

Un barco más o menos. ¿Qué mella le hace a la patria?

MADRE: (MADRE BUSCANDO UNA MESA)

¡No hay mella!

TIO:

Un mástil más o menos quebrado por la tormenta. ¿Qué mella le hace a la patria?

MADRE: (IDEM)

¡No hay mella!

TIO:

Un oficial más o menos muerto en su deber. ¿Qué mella le hace a la patria?

MADRE: (YA CANSADA DE REPETIRLE)

¡No hay mella!

FUNES:

No hay oficiales muertos. Todos se salvaron.

(FUNES HA PERDIDO SU PERRO BARCO. LO LLAMA)

FUNES:

¡Rosales! ¡Rosales!

TIO:

El honor de la familia sigue en alto ¿No?… Se ha perdido una nave…

FUNES:

¡Rosales! ¡Rosales!

MADRE:

El honor de la familia está planchado. Se ha salvado la flor y nata de la marinería… qué carajo es finalmente una torpedera… (HACE PEDORRINA) ¡Ja, ja!

FUNES:

¡Rosales! ¡Rosales!

TIO:

Funes, hijo de Funes, nieto de Funes, de los Funes con F de fidelidad a la fatria! Sobrino mío!!! Pollo de mis huevos…

MADRE: (LE DICE ALGO AL ODIO AL TIO)

TIO: (CORRIGE)

¡Pollo de los huevos de mi hermano! ¡Parido en la mismísima cajeta de esta mujer que también es Funes! Por los Funes… de los Funes!!!

MADRE:

¡Amen!

FUNES:  (ENCUENTRA A SU PERRITA Y JUEGA CON ELLA. SU TIO Y MADRE SE ACERCAN A ESCUCHAR SU RELATO)

El 9 de julio de 1892, a 200 millas al este de Cabo Polonio la torpedera Rosales de mi mando, naufragó. Esa mañana se había desatado una tormenta terrible, las olas pasaban de banda a banda destrozando todo lo que encontraban sobre cubierta, el mar se abría camino inundando el buque.

Se ha salvado toda la oficialidad y han muerto todos los marineros. En su mayoría cordobeses que nunca habían visto el mar.

UNA PULGA HA SALTADO DEL PERRO-BARCO SOBRE FUNES

TIO:

¡El honor!

MADRE:

¡La casta!

FUNES:

¡La pulga!

TIO:

¡Lo sabía, mierda! Es un perro!

(TODOS SE RASCAN Y PELEAN POR LA ROSALES

PITAZO DEL TÍO Y NUEVAMENTE SE ENTREGAN A LA MARCHA CON LA MÚSICA DE FONDO)

 

CUADRO 3

VUELVEN A SUS OCUPACIONES. MADRE Y FUNES AL SON DE UNA TONTA MARCHA MILITAR DOBLAN LA BANDERA COMO SI FUERA UNA SÁBANA, ESTÚPIDAMENTE TÍO JUEGA CON ELLOS COMO SI LOS MOVIMIENTOS DE LA BANDERA FUERAN LAS OLAS DEL MAR

FUNES: (EN VOZ BAJA PARA QUE NO LO ESCUCHE SU TÍO)

Madre, hay un Funes en problemas.

TÍO:

No se está en problemas, a los problemas se los resuelve.

(SE SAMBULLE EN LA TELA Y AMBOS LO TAPAN)

FUNES:

El naufragio.

MADRE:

¡Ah si! Jaja…  Llega un barco a una isla desierta. Al desembarcar en ella el capitán encuentra a un hombre, una cabra y a un niño.
El naufrago: Pues si capitán, hace 9 años esta cabra y yo naufragamos.
El capitan: Y tu niño como te llamas?
El niño: Heribeeeeeeerto. Jajaja

FUNES: (BAJO)

Madre… estoy en problemas con la justicia.

TIO: (ASOMANDOSE AL TIEMPO QUE FUNES LO ARRASTRA POR LA ESCENA)

¿Si un tribunal militar, encuentra culpable a un marinero por tirarse un pedo en la fila y le da 25 años de cárcel, cuántos años de calabozo le corresponden a un pelotudo que hundió un barco con toda la tripulación adentro?

MADRE:

¡Heribeeeeeertooo! ¡ja ja ja!

FUNES:

Estan investigando…

TÍO:

¡Qué investiguen! ¡Somos Funes!

MADRE:

¡Viva la marinería, carajo!

TÍO:

¡Viva la patría!

FUNES: (TIBIO)

Aguante Funes…

(TIRA DE LA BANDERA Y TÍO CAE, PARECE AHOGARSE EN EL MAR)

TODOS:

Heribeeeeeeerto… jajaja.

(TIO DA UN PITAZO)

 

CUADRO 4

TIO ES RESCATADO POR MADRE USANDO LA BANDERA COMO SOGA, TIRO QUEDA EN EL PISO Y MADRE SE SIENTA SOBRE EL Y COMIENZA A MOVERSE COMO SI ESTUVIERAN TENIENDO RELACIONES.

MADRE:

En pleno océano pacífico un marinero le grita al Capitán: Capitán! Capitán! Nos hundimos!!! Y el Capitán le responde: Callate, indiota, que esto es un submarino…. jajaja

(ESTA POR ACABAR, EN EL FRAGOR LE HA ARRANCADO LOS CALZONCILLOS Y CON ELLOS LE DA INDICACIONES AL TÍO COMO SI FUERA UN FRANELITA QUE AYUDA A ESTACIONAR UN COCHE)

Derecho, derecho… todo, todo,  gire todo, gire todo…

¡Venga! ¡Venga! ¡Venga!

FUNES: (ENTRA ENSIMISMADO RECITA VERSOS DE HAMLET)

Esta es la ocasión propicia. Ahora le mato…

(HACE COMO QUE VA A SACAR ALGO DE ENTRE LAS ROPAS, LUCHA EXAGERADAMENTE. MADRE OCULTA A TÍO, TIRA EL CALZONCILLOS Y SE SIENTA SOBRE ÉL COMO SI FUERA UN BANQUITO)

No, espada mía, vuelve a tu lugar y espera ocasión de ejecutar más tremendo golpe. Cuando esté ocupado en el juego, cuando blasfeme colérico, o duerma con la embriaguez, o se abandone a los placeres incestuosos del lecho, u cometa acciones contrarias a su salvación; hiérele entonces, caiga precipitado al profundo y su alma quede negra y maldita, como el infierno que ha de recibirle. Mi madre me espera, malvado; esta medicina que te dilata la dolencia no evitará tu muerte.

¡Madre! Madre!

MADRE:

¡Upa! ¡Es Funes! ¡El naufragador!

TIO.-  (ASOMANDO SU CABEZA)

Va a venir al momento. Mostradle entereza, decidle que sus cagadas han sido demasiadas y que si de esta sale sin mella es gracias a su Tío Funes… Pero debemos conocer toda la verdad y nada más que la verdad… El honor de los Funes está en juego… una vez más…  Yo, entretanto, retirado aquí, guardaré silencio. Habladle con libertad, yo os lo suplico.

FUNES.-

Madre, madre.

MADRE.-

Así te lo prometo, nada temo. Ya le siento llegar.

Retírate.

TIO FUNES TRATA DE SALIR DEBAJO DE LA BANDERA EN CUATRO PATAS PERO FUNES LO DETIENE SIN RECONOCERLO PONIENDO UN PIE SOBRE ÉL.

FUNES.-

¿Qué me mandáis, señora?

MADRE.-

Funes, muy ofendido tienes a tu padre Funes.

FUNES.-

Madre, muy ofendido tenéis al mío.

MADRE.-

Ven, ven aquí; tú me respondes con lengua demasiado libre.

FUNES.-

Voy, voy allá… y vos me preguntáis con lengua bien perversa.

MADRE.-

¿Qué es esto, Funes?

FUNES.- (MOSTRÁNDOLE EL CALZONCILLO DEL TIO)

¿Y qué es esto, madre?

MADRE.-

¿Te olvidas de quién soy?

FUNES.-

No, por la cruz bendita, que no me olvido. Sois la esposa del hermano del tío de tu hijo… Ojalá no fuera así…

MADRE: (SE QUEDA PENSANDO)

La esposa del tío del hermano del hijo…

FUNES.-

Venid, sentaos y no saldréis de aquí, no os moveréis; sin que os ponga un espejo delante en que veáis lo más oculto de vuestra conciencia.

MADRE: (SIGUE PENSANDO)

El tío de la madre del hijo…vendría ser el sobrino del nieto…

FUNES:

No me apena haber hundido un barco, una torpedera prrrrr, no me apena haber emborrachado a los marineros con caña Legui y haberlos metido a punta de pistola dentro de la bodega para poder salvarme en la única balsa que había…

MADRE: (SIGUE EN LA MISMA)

FUNES:

No me apena haber salvado solo a los oficiales y en la orilla matar al único sobreviviente que podía saber la verdad del naufragio frente al Cabo Polonio…

(TÍO HA SEGUIDO LAS VISCISITUDES DEL RELATO Y HACE UNA EXCLAMACIÓN)

TÍO:

Claro…

(CUANDO FUNES TRATA DE UBICARLO SE PONE JUSTO EN EL SITIO DEL CUADRO QUE HAY UN NAUFRAGO EN LA MISMA POSICIÓN QUE ÉL Y LOGRA NO SER VISTO)

FUNES:

¿Polonio? ¿Polonio?

(TIO SIGUE CAMALEONICAMENTE OCULTO POR LA IMAGEN DEL CUADRO)

FUNES: (SIMULANDO HABLAR CON SU MADRE PROPONE UN PROBLEMA)

Si la noche del 11 de julio el mar embravecido empuja la balsa de salvamento hacia las rocas de la costa de Cabo Polonio…y  la balsa recorre  200 millas… y  luego otras 200 millas… en total cuántas millas recorre?

TIO: (QUE SE SALE DE LA VAINA POR DAR SOLUCIONES A LOS PROBLEMAS)

¡Cuatrocientas! ¿Cuántas van a ser? Doscientas más doscientas…

(FUNES SE ABALANZA Y LE CLAVA LA MANO EL TÍO CAE MUERTO)

MADRE:

¡Ah! ¡Claro…jajaj El hermano del padre de mi hijo… Tu Tío Funes…

FUNES.-

¿Qué es esto?… ¿Un ratón? Murió… Un peso a que ya está muerto.

TIO.-

¡Ay de mí!

(PARECE MORIR)

MADRE.-

¿Qué has hecho, idiota?

FUNES.-  (AL TÍO)

Y tú, miserable, temerario, entremetido, loco, adiós. Yo te tomé por otra persona de más consideración. Mira el premio que has adquirido; ve ahí el riesgo que tiene la demasiada curiosidad.

(VA A APUÑALARLO DE NUEVO)

TIO: (INCORPORÁNDOSE)

Ahora resulta que la porquería soy yo.

(TOCA EL PITO Y SUENA LA MARCHA SE CORREN AL RITMO DE LA MARCHA)

 

CUADRO 5

NUEVAMENTE A SUS QUEHACERES. FUNES ACOSTADO SOBRE LA TABLA DE PLANCHAR, TÍO TRATANDO DE HABLAR POR LA PLANCHA, MADRE PARADA JUNTO A FUNES.

TIO: (TRATANDO DE COMUNICARSE)

Los teléfonos son una mierda en todo tiempo, espacio y lugar.

(SE DA POR VENCIDO Y COLOCA LA PLANCHA EN LOS TESTÍCULOS DE FUNES)

MADRE: (TOMANDO LA PLANCHA COMIENZA A PLANCHAR A FUNES)

Benditas las comunicaciones. Que sería de los hombres sin el maravilloso invento de Grahan Beeeelll (IMITA A UNA OVEJA, EN SU LARGA BALIDO QUEMA A FUNES).

FUNES: (OBVIO TOCANDO LA PLANCHA)

Quizás se recalentó la llamada.

TIO:

Mejor será que Mitre atienda y rápido! Necesitamos su diario.

FUNES:

¿Voy al kiosko a comprar la Nación?

TIO: (A MADRE)

No puede ser más boludo.

(A FUNES)
Tenemos que poner de nuestro lado la prensa.

FUNES:

Ah! El tío no quiere la Nación, voy por la Prensa.

MADRE Y TIO: (SE MIRAN AL UNISONO)
Es un boludo.

TIO:

Silencio… Bartolome al habla…

MADRE Y FUNES:

¡Bartolomeeeee!

TIO:

¡Hola! ¡Hola!   ¡Aquí Funes! ¿Allí?

FUNES:

Funes.

MADRE:

Y madre de Funes, de los Funes con F.

TIO:
¡No contesta!

FUNES:

Y si no nos quiere atender.

TIO:

¡Qué decís! ¿Sabes quién es Bartolomé Mitre? Durante su presidencia se introdujo el sistema métrico  decimal. Te parece poca cosa…

FUNES:

¿Qué cosa?

TIO:

El metro, el centímetro, el decímetro…  qué sería de nosotros si no tuviéramos medidas…

(SE APASIONA Y LE DEJA LA PLANCHA EN MANOS DE FUNES QUE ESCUCHA JUNTO A SU MADRE SI DEL OTRO LADO CONTESTAN)

TIO:

¿A dónde iríamos a parar sin la principal unidad de longitud del Sistema Internacional de Unidades… el metro?

FUNES: (CON LA PLANCHA)

¡Mitre!

TIO:

¡Metro!

FUNES:

¡Mitre!

TIO:

¡No me discuta! ¡Pasmarote! ¡Papa frita! ¡Pajero! Al metro se le dice metro.

MADRE:
Y al Mitre se le dice Bartolomeeeeee.

FUNES:

¡Es Mitre, Mitre al teléfono!

TIO:

¡Joder, hubieran empezado por ahí!.

(HABLANDO POR LA PLANCHA)

Amigazo, Bartolome. Acá Funes. Quería comentarle de un suceso…

Aaaah… qué ya lo sabe… Y si… periodista de raza los Mitre…

Aaaahh… si si claro hasta los perros saben que del desastre de la Rosales

Bueno, mi sobrino tiene cierta preocupación sobre el tema…

Aaaaa… que está muy bien que esté preocupado…

Justamente por eso, es que quería ver de qué manera podemos sacar al muchacho del pozo…

Aaaaa…Que más que un pozo es un  precipicio…

Aaaahhh… que el abrazafarolas (HACE GESTO QUE SE REFIERE A FUNES) va a terminar con los huesos en la cárcel…

Aaaaaahhh… que con tal de joder al gobierno a usted le importa tres carajos los Funes con F y la madre que los parió….

Aaaaahhh… que va usar la prensa para destrozar al badulaque  (SEÑALA A FUNES), y que cuando termine con él no va a navegar ni en la pileta del baño…

Muy bien! Bueno, igualmente gracias Don Batolomeee, jaja… y lo felicito por lo del sistema métrico decimal…

Aaaahhh! Que me meta el metro en el orto!!!

Aaaaaahhhh!

MADRE y FUNES:

¡¡¡¡Aaaaaaahhh!!!

TIO:

Haaaaa cortado.

FUNES:

¿Nos va a ayudar?

TIO:
Le importa tres carajos del barco, de vos, de los Funes… Quieren destrozar al gobierno a cómo de lugar…

FUNES:

Qué salvada yo no soy del Gobierno…

TIO:

Van a usar la Rosales para tirar con munición gruesa al Presidente… estamos solos.

MADRE:

No estamos solos. La flor y nata de las clases porteñas nos defenderán… Me he pasado pal cuarto a más de un Ministro… Mi noble cajeta argentina…

TIO:

¡Mujer! Esos pretendientes o están muertos o tienen mil años… Hay que buscar otra estrategia.

FUNES:

Huiré, me haré monje trapense, me convertiré al islam, me pondré bigotes postizos y me refugiaré en el Sahara, con la Legión Extranjera… me haré haré haré Hare Krishna…

(COMIENZA A CANTAR Y TODOS LOS SIGUEN)

Hare hare krishna krishna…

(PITAZO DEL TÍO Y NUEVA MARCHA DESVENCIJADA.

TERMINAN LOS TRES SENTADOS SOBRE LA MESA DE PLANCHAR)

 

 

CUADRO 6

ESTAN LOS TRES PESCANDO CON LA BANDERA COMO SI FUERA UNA GRAN RED

MADRE:

Escuchate este. Se hunde una torpedera y los oficiales que van en el único bote salvavidas están muertos de hambre. El Capitán que ya no da más de hambre empieza a gritar desesperado:

Me muero de hambre…

FUNES Y MADRE:
¡Ya no puedo mas! (FUNES COMIENZA A AHOIRCARSE CON EL CABLE DE LA PLANCHA)

MADRE:

¡Me voy a cortar la pija y me la voy a comer!
Sus compañeros, alarmados al ver que esta a punto de mutilarse, le ruegan:
¡Piensa en tu novia, piensa en tu novia!
El tipo, conmovido por las palabras de sus compañeros, suelta el cuchillo diciendo:
FUNES Y MADRE:
Tienen razón.

MADRE:

Tienen razón, no me lo cortare
¡¡No, idiota!!, piensa en tu novia para que se te pare y alcance para todos.

FUNES:

Tienen razón, iré a juicio. (SE DEJA CAER PARA AHORCARSE PERO EL CABLE ES ELÁSTICO Y NO LE PASA NADA)

TÍO:

Momentito que la cosa no viene tan fácil. A mi lo que no me cierran son los números.

MADRE:

Explicale nene, vos sabés que los números claros conservan la amistad. Y más de un tío.

FUNES:

Sesenta veces repasamos, tío, los números de cantidad de marineros, botes salvavidas, oficiales, horarios, pufff

TÍO:

Un juicio m´ijo no es moco de pavo. Te vas a enfrentar a un tribunal que donde te descuides te abrirá el estómago con sus garras y te arrancará las vísceras y sobre ellas el fiscal danzará hasta que se conviertan en un lodo sanguiñoliento y no contentos con eso deshollarán tus tripas y las servirán en platos hondos para que todos nosotros comamos las heces inmundas de tu vientre henchido… (NO SABE COMO VOLVER, RECOMPONE RAPIDAMENTE, CASI CON DULZURA)

Un juicio no es moco de pavo.

MADRE:

Nene, a ver, vamos a ver de nuevo lo de los numeritos.

FUNES:

Es que no me acuerdo, madre, era de noche, hacía frío, la tormenta arrancaba todo a su paso… y el tío cuenta esas historias.

MADRE: (AL TIO)

¡Idiota! Mirá como ponés al nene.

TÍO:

Tranquilos, ya tengo apalabrado al jurado, tranquilos que esto lo maneja un Funes, de los Funes con F de Fiolas. Igualmente tenemos que llegar con un relato más o menos uniforme.

MADRE:

¿Tus compañeritos de bote qué declararon?

FUNES:

Todos estábamos muy nerviosos.

TIO:

Pero pueden ser tan boludos que no se pusieron de acuerdo.

FUNES:

Si, pero no,  jamás pensamos que la Armada iba a dejarnos solos… creímos que nadie iba a preguntar nada…

MADRE:

Tendrías que haber matado a todos. Ahora no estaríamos en este problema.

TIO:

Una enseñanza para la próxima. El Coronel Ildefonso Funes tu tartarabuelo en la campaña del desierto mato docemil un indio y no dejo ni un ñandús vivo para que no declare.

FUNES:

Yo tampoco dejé ningún ñandú.

TIO Y MADRE:

Es un boludo

TIO:

Bueno manos a la obra. A repasar los deberes.

(SACAN TODOS SU CUADERNO DE MALA GANA)

A ver… ¿número de tripulantes?

FUNES:

Oficialmente 80

MADRE:

Abogado defensor dijo que había 75

TÍO:

El almirante Solier, ciento y pico… Esto es un quilombo! Las matemáticas deben ser exactas o no ser nada.

Vamos con el número de personas que iba en la balsa de salvataje

FUNES:

Yo dije que había 24

MADRE:

El oficial Donovan dijo que 12

TÍO:

El alférez Tejera dice que siete. Me cago, todos números distintos! Cómo puede ser si la regla de tres es sagrada, universal y cristiana, no la pifia nunca.

MADRE:

¿Hijito, a la final, vos decís que además de esa balsa de salvataje en la que se subieron todos los oficiales construyeron otra?

FUNES: (EVIDENTEMENTE MINTIENDO)

Si mami, y en ella subimos a punta de pistola a todos los marineros .

TÍO:

El fiscal dice que sólo en tu imaginación existió esa balsa.

FUNES:

La construimos con nuestras manos.

TÍO:

¿En medio de una tormenta, de noche y con olas que barrian la cubierta? ¡Hacé el favor!

FUNES:

Si que las hicimos, mami, con estas manitos que dios me dio.

MADRE: (ENFRENTADO AL TIO)

Funes, si Funes dice que Funes lo hizo es verdad… (CAMBIANDO DE TONO)

Además el indiota ya declaró esa huevada y ahora hay que sostenerla.

TÍO:

Pero seguimos en problemas, todos declararon que la habían hecho con elementos diferentes. El oficial Donovan dice que construyeron la balsa con 2 tangones, dos plumas y una verga.

FUNES:

No, fue con una verga, dos tangones y una percha.

MADRE:

El Alferez Picasso dice que con una verga y una pluma.

FUNES:

No, fue con una verga, dos tangones y una pluma.

MADRE:

Tejera dice un tangón, 2 remos, un salvavidas y la verguita.

FUNES: (DEFENDIENDO SU POSTURA)

¡La verga!

MADRE: (DEFENDIENDO SU POSTURA)

¡La verguita!

FUNES:

¡Verga!

MADRE:
¡Verguita!

FUNES: (OFENDIDO)

Veo que ya no tengo más lugar aquí… (LLAMA A SU PERRO)

¡Rosales! ¡Rosales!

TIO: (OLFATEANDO)

Me parecía que había un perro.

MADRE: (EXAGERANDO SU SUFRIMIENTO)

¡¡¡Funes!!! ¡¡¡No te vayas, Funes!!!

TOQUE DE QUEDA, TODOS SE PONEN FIRMES

TIO:

¡Dejalo, mujer! Ya sacaremos de esa noble cajeta un bicho con mejor puntería para la marinería.

MADRE:

¡Viva las artes del mar! ¡Carajo!

FUNES:

¡Viva el derecho de propiedad! ¡Adios! Y recuerden que papi Funes puso esta casa a mi nombre.

(TIO LA MIRA DESESPERADO A MADRE)

Mis abogados presentarán el desalojo.

TÍO:

¡Hijo! ¡Pollo de mis huevos!  (ANTES QUE LO CORRIJAN)  De los huevos de mi hermano… Vente para acá.

MADRE:

No nos abandones, una casa sin un hijo es como un barco que se va a pique.

(TODOS LA MIRAN)

Bueno, es una imagen poética.

TÍO: (GRITANDO)

¡¡¡¡El teléfono!!!!!  ¡¡¡Voy a hablar con el Fiscal!! qué joder, ya sabrá quién es un Funes. De los funes con filtro.

FUNES: (ATERRADO, PELEANDO PARA QUE NO HABLE.}

Con el Fiscal Lowrry ¡noooooooo!

MADRE: (PRESA DE PÁNICO COMIENZA A AHORCAR AL TÍO CON ELCABLE DE LA PLANCHA)

¡Con el Fiscal Lowrry, noooo!

FINALMENTE MUERE NUEVAMENTE EL TIO

TIO: (CON EL ULTIMO ALIENTO)

Ahora resulta…

(PARECE PERCATARSE DE ALGO)

Me parece que no queda claro quién es el Fiscal Lowrry. Vamos para atrás.

TODOS HACEN LAS ACCIONES COMO SI FUERAN EN REVERSA

MADRE:

¡Nooo Loowrry Fical el con!

FUNES:

¡Nooo Loowrry Fical el con!

TIO: Filtro con funes los de. Funes un es quién sabrá ya, joder qué. Fiscal con él hablar a voy ¡¡¡¡ Teléfono el!!!

MADRE:  ¿A la final quién es el Fiscal Lowrry?

FUNES: (TIEMBLA COMO UNA HOJA. SU TEMBLOR SE CONTAGIA A SU MADRE Y TIO CUANDO TRATAN DE ABRAZARLO PARA CALMARLO)

El Fiscal Lowry tiene fama de severidad a toda prueba. Nada escapa a su minuciosidad. Su investigación durará meses,  meses y años. Revisará sin verlas madera por madera del buque náufrago.

MADRE: Enloquecerá con preguntas a los sobrevivientes, con miles de preguntas que repetirá incansablemente. Días, noches, semanas, meses.

TIO: Comenzará sospechando de la culpabilidad de todos y terminará pidiendo la pena de muerte para Funes.

FUNES: Vivirá encerrado durante años buscando saber la verdad de lo que ocurrió en esa sola noche en el mar.

MADRE: La más mínima contradicción será motivo de nuevas preguntas de las que saldrán nuevas contradicciones.

FUNES: No se dejará influir por amenazas ni amistades, ese es el fiscal Lowrry.

TIO: (GRITANDO)

¡¡¡¡El teléfono!!!!!  ¡¡¡Voy a hablar con el Fiscal!! qué joder, ya sabrá quién es un Funes. De los funes con filtro.

FUNES: (ATERRADO, PELEANDO PARA QUE NO HABLE.}

Con el Fiscal Lowrry ¡noooooooo!

MADRE: (PRESA DE PÁNICO COMIENZA A AHORCAR AL TÍO CON ELCABLE DE LA PLANCHA)

¡Con el Fiscal Lowrry, noooo!

(FINALMENTE MUERE NUEVAMENTE EL TIO)

TIO: (CON EL ULTIMO ALIENTO)

Ahora resulta que la porquería soy yo.

MADRE: (MIRA SUS MANOS Y RECITA TEXTOS DE LADY MACBETH)

¡Aún queda una mancha! ¡Fuera maldita mancha! Juera digo!

FUNES:

Están limpitas, mamita.

MADRE:

¡Como mi señor! ¿Un soldado y con miedo? ¿Por qué temer que se conozca si nadie puede pedir cuentas? Mas, ¿quién iba a pensar que el viejo tendría tanta sangre?

FUNES: (NO ENTIENDE)

Tampoco hay sangre, Madre.

MADRE:

¿Nunca tendré limpias estas manos?

FUNES:

Con una esponjita con unas gotas de limón…

MADRE: (CORTANTE)

Ya basta, mi señor. Lo estropeas todo con tu pánico. Aún queda olor a sangre. Todos los perfumes de arabia no darán fragancia a esta mano mía. ¡Ah! ¡Ah!

(A FUNES)

Lávate las manos, ponte la bata, no estés tan pálido, este ya no podrá levantarse de su tumba. Al lecho, al lecho, vamos al lecho…

FUNES: (DEJÁNDOSE ARRASTRAR)

Mami… mami… no juguemos que no soy de piedra…

MADRE:

Ven, ven, ven, dame la mano. Lo hecho no se puede deshacer. Acuéstate, acuéstate, acuéstate…

(CUANDO SE VA A TIRAR SOBRE ELLA, EL TÍO REACCIONA Y HACE SONAR EL PITO. ULTIMA MARCHA COMPLETAMENTE DESORDENADA)

 

CUADRO 7

FUNES Y TÍO PONIENDO LA BANDERA DE MANTEL SENTADOS A LA TABLA DE PLACHAR ESPERANDO.

MADRE:

¡Bueno, bueno, todos a la mella!

(TRAE UNA GALLETA MARINERA Y LA PONE EN EL MEDIO, SE SIENTA)

La mella está servida.

(LARGO SILENCIO SE MIRAN)

FUNES: (COMO PARA SI DICE ESTAS PALABRAS DE LOS SIETE LOCOS DE ARLT)

El alma está como si se hubiera salido medio metro del cuerpo. Un aniquilamiento muscular extraordinario, una ansiedad que no termina nunca. Usted cierra los ojos y parece que el cuerpo se disuelve en la nada, de pronto se recuerda un detalle perdido, entre los millares de días que ha vivido; no cometa usted nunca un crimen, porque eso más que horrible es triste.

TIO: (IDEM)

Usted siente que va cortando una tras otra las amarras que lo ataban a la civilización, que va a entrar en el oscuro mundo de la barbarie, que perderá el timón.

MADRE: (IDEM)

Usted sabe que lleva en su interior un monstruo que en cualquier momento se desatará y no sabe en qué dirección. ¡Un monstruo! Muchas veces me quedé pensando en eso. Un monstruo calmoso, elástico, indescifrable, que lo sorprenderá a usted mismo con la violencia de sus impulsos, con las oblicuas satánicas que descubre en los recovecos de la vida y que le permiten discernir infamias desde todos los ángulos. ¡Ah!, no cometa nunca un crimen. Véame a mí cómo estoy.

(REVIENTA LA GALLETA DE UN GOLPE Y SE LANZAN VORACES SOBRE EL ALIMENTO EN UNA LUCHA DE VIDA O MUERTE.

DE PRONTO SUENA LA PLANCHA COMO UN VIEJO TELÉFONO.

SE DETIENEN EN LA LUCHA Y SE QUEDAN MIRANDO LA PLANCHA SIN ATENDERLA)

TIO:

Es Mitre, que dirá que todo está arreglado. Que no se van a tirar contra la armada a pesar del imbécil y sus crímenes.

MADRE:

Es Mitre, que recordará cuando le conté el chiste ese de los naufragos que se mataban por una galleta marinera mientras me cabalgaba, y dirá que todo está arreglado a pesar del indiota, los Funes con F caminarán por Florida.

FUNES:

Es Mitre, que dirá ya no le importa destruir al presidente porque hay otros males para hacer. Me mandarán a sellar papeles a un oscuro sotano de la oficina naval.

MADRE: ¡Viva la libertad de prensa carajo!

TIO: ¡Viva las relaciones carnales!

FUNES: ¡Viva la patria!

 

APAGÓN

 

Deja tu mensaje